Saltar al contenido
Remedios para la Diabetes

Yacón para la Diabetes

El yacón es un tubérculo comestible que se ha utilizado durante siglos en Perú, no solo como alimento sino también como remedio natural. A pesar de su uso tradicional en esta región, lo cierto es que para el resto del mundo era prácticamente desconocido. No fue hasta principios de la década de 2000 que el yacón comenzó a ganar popularidad, específicamente debido a sus beneficios medicinales, y en especial sus propiedades antidiabéticas.

En caso de que todavía no estés familiarizado con esta raíz, te interesará saber que la planta del yacón (Smallanthus sonchifolius) es miembro de la familia del girasol; tiene pequeñas flores amarillas y desarrolla tubérculos comestibles que pueden tener diferentes colores, desde amarillo o naranja, hasta rojo, rosa o púrpura. Cada variedad posee un sabor diferente, pero todos los yacones tienen una textura crujiente y son ricos en agua. De hecho, el nombre yacón proviene de la palabra quechua “llagon”, que significa “raíz acuosa”.

Además de la textura crujiente y el sabor dulce similar a la manzana, el yacón es valorado por otra característica muy especial: su alto contenido de fructo-oligosacáridos; esta es la razón por la que se ha considerado como un buen aliado en el tratamiento de la diabetes 1.

Beneficios del yacón para la diabetes

Los tubérculos de yacón están compuestos en su mayoría de agua y fructooligosacáridos; estos son un tipo de azúcares (carbohidratos) que no pueden ser digeridos por el cuerpo, de ahí que su consumo se traduzca en un bajo nivel de calorías y nada de glucosa en el torrente sanguíneo. Como es de esperar, dicho efecto resulta muy beneficioso para las personas que padecen de diabetes, o que simplemente deseen adelgazar 2.

Entre los principales beneficios del yacón para la diabetes, probados por la ciencia, se incluyen:

  1. Posee efectos anti-hiperglucemiantes. Como ya se mencionó, la mayor cantidad de carbohidratos en el yacón corresponden a los fructooligosacáridos, los cuales no son metabolizados ni absorbidos por el cuerpo humano, y por tanto, no elevan los niveles de glucosa en la sangre. Los fructooligosacáridos también promueven la producción de glucosa en el hígado, ayudando a reducir los niveles de glucosa en ayunas. En adición, un estudio informó que el yacón podía ayudar a aumentar la sensibilidad de la insulina en el organismo 3.
  2. Ayuda a regular la presión arterial. La hipertensión, o presión arterial alta, es una condición médica que generalmente está ligada a las enfermedades metabólicas, como la diabetes. El yacón contiene altas cantidades de potasio, mineral que actúa como vasodilatador (relaja los vasos sanguíneos) y que reduce la tensión en el sistema cardiovascular 4. También mejora la circulación y oxigenación sanguínea, reduciendo así el riesgo de desarrollar aterosclerosis, derrames cerebrales o ataques cardíacos.
  3. Ayuda a normalizar el colesterol. Los fructooligosacáridos del yacón también pueden ser útiles para controlarlos niveles de colesterol, una necesidad frecuente en los diabéticos. Su consumo ha sido asociado a la disminución en los niveles de triglicéridos y lipoproteínas de baja densidad (colesterol malo) en ayunas, lo que ayuda a prevenir muchos de los problemas cardíacos típicos en personas con diabetes 5.
  4. Favorece la pérdida de peso. Al no contener almidón, el yacón tiene la capacidad de llenar el estómago si aportar prácticamente calorías; este efecto saciante puede ser muy beneficioso para perder peso a largo plazo. Dado que la obesidad está estrechamente relacionada como la diabetes, incluir al yacón en la alimentación regular es una medida excelente para quienes padecen la condición 6.
  5. Ayuda a proteger el hígado. En un estudio del año 2008, publicado en la revista “Food and Chemical Toxicology”, la combinación de yacón y silimarina (componente activo en el cardo mariano) ayudó a mejorar los niveles de colesterol y azúcar en sangre en pacientes con síndrome metabólico. En el estudio, los participantes consumieron 2.4 g de yacón y 0.8 g de silimarina por día, durante 90 días, lo que condujo a una disminución en los niveles de colesterol y evitó la acumulación de grasa en el hígado 7.
  6. Promueve la salud cardiovascular. Las enfermedades cardiovasculares se han convertido en la principal causa de muerte a nivel mundial. Además de fructooligosacáridos, el yacón tiene una cantidad significativa de polifenoles con propiedades hipolipidémicas, hipoglucémicas y antioxidantes; se ha visto que estos compuestos promueven la buena salud cardiovascular y reducen el riesgo de desarrollar complicaciones diabéticas 8.
  7. Mejora los niveles de testosterona. Los científicos han informado que los bajos niveles de testosterona están relacionados con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares. Precisamente, el jarabe de yacón puede actuar como potenciador natural de la testosterona y como tratamiento de la infertilidad. Durante un estudio llevado a cabo por el Therapeutics and Biomolecules, el consumo de yacón logró aumentar los niveles séricos de testosterona y el número de espermatozoides en animales; los investigadores concluyeron que este tubérculo era efectivo para tratar la infertilidad masculina y la disfunción eréctil 9.

Otros beneficios del yacón para la salud general

El yacón también:

  • Es rico en antioxidantes. Ayudan a prevenir numerosas enfermedades y estimulan al sistema inmunológico.
  • Posee propiedades antifúngicas. La hoja de yacón tiene propiedades antifúngicas que han sido aprovechadas por la medicina tradicional andina durante milenios.
  • Ayuda a prevenir el cáncer. Varias investigaciones han sugerido que en las raíces y hojas de la planta de yacón crece un hongo único que tiene propiedades anticancerígenas.
  • Puede usarse como edulcorante natural. Ayuda a sustituir otras fuentes edulcorantes menos apropiadas para los diabéticos, como los endulzantes artificiales o el azúcar.
  • Tiene propiedades prebióticas. Promueven la buena salud digestiva y previenen el desarrollo de condiciones como el estreñimiento y la colitis.

Cómo usar el yacón para tratar la diabetes

El yacón crudo tiene un sabor ligeramente dulce y una textura crujiente, similar a la manzana. Los pobladores andinos consumen sus tubérculos crudos, como si se tratara de una fruta, combinados con jugo de limón y miel, o como parte de las ensaladas. Sin embargo, también se pueden hervir, asar u hornear para sustituir algunos de los carbohidratos comunes (patatas, arroz, pan).

Otras preparaciones populares son el jarabe de yacón y el té de yacón. El jarabe, o sirope, de yacón es un edulcorante natural que se elabora a partir de las raíces y constituye una excelente fuente de fructo-oligosacáridos. Por su parte, el té de yacón se obtiene a partir de las hojas, que son ricas en ácidos protocatechuico, clorogénico, cafeico y ferúlico. Esta infusión con propiedades hipoglucemiantes y antioxidantes es un remedio andino tradicional para tratar la diabetes y las enfermedades causadas por los radicales libres, como la arteriosclerosis.

El tubérculo deshidratado sirve para la confección de harinas, chips, purés, jugos y edulcorantes.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Los principales hallazgos relacionados con la seguridad en el consumo del yacón son:

  • En el año 2005, un estudio realizado en animales publicado por la revista científica Food and Chemical Toxicology, no encontró índices de toxicidad ni efectos secundarios adversos después de 4 meses de consumo regular de la raíz del yacón. Apoyando este hallazgo, un estudio en humanos publicado en abril de 2009 informó que los participantes no mostraron efectos negativos después de 120 días de suplementación 10.
  • Según el sitio oficial WebMed, los fructooligosacáridos parecen ser seguros cuando se consumen menos de 30 gramos por día. Sin embargo, pueden causar gases intestinales (flatulencia), ruidos intestinales, hinchazón, estómago y diarrea en algunas personas. También se ha documentado al menos un caso de shock anafiláctico como reacción a la ingestión de raíz de yacón, en un individuo con una fuerte alergia a esta planta 11.
  • Los investigadores han informado que las hojas del yacón solo deben utilizarse para la elaboración de té, ya que cuando se consumen de forma directa pueden ser ligeramente tóxicas para los riñones.
  • Todavía no se conoce lo suficiente sobre el consumo de fructooligosacáridos durante el embarazo y la lactancia, de ahí que no se recomiende su uso durante esta etapa. En general, las personas que tienen un problema de salud específico deben consultar a su médico antes de consumirlos.


Video recomendado: El yacón, un regulador de los niveles de azúcar en la sangre

Fuentes:

Referencias:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4963912/
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23709016
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19254816
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2104250
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26016937
  6. https://www.healthline.com/nutrition/does-yacon-syrup-work#section4
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18054420
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15320840
  9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3762319/
  10. https://www.livestrong.com/article/411828-yacon-root-health-benefits-side-effects/
  11. https://www.webmd.com/vitamins/ai/ingredientmono-450/fructo-oligosaccharides

Publicado por: Luis L. Fernández. Ultima revisión: octubre 8, 2018.