Saltar al contenido
Remedios para la Diabetes

Hojas de mango para la diabetes

Cuando se trata de aprovechar las bondades del mango, casi nunca pensamos más allá de la fruta. Pero, ¿sabías que la hoja de mango también es nutricionalmente rica? Numerosas investigaciones han hablado sobre sus propiedades y beneficios saludables, incluyendo el equilibrio de la presión arterial, la reducción del colesterol y el control de la glucosa en sangre.

Ya que muchos se preguntan si realmente vale la pena usar la hoja de mango como remedio para la diabetes, en este artículo estaremos examinando los principales hallazgos de la ciencia sobre el tema, los beneficios saludables que se le atribuyen, las formas de consumo más efectivas y las posibles contraindicaciones, entre otros aspectos a tener en cuenta.

¿Por qué la hoja de mango es buena para los diabéticos?

Según diferentes investigaciones, los extractos de la hoja de mango pueden ayudar a combatir la diabetes de varias maneras. Aunque la mayoría de estos estudios han sido llevados a cabo en animales, los investigadores consideran que dichos efectos pueden ser extensivos a los humanos.

Entre los principales hallazgos se encuentran 1 2:

  • El extracto de hojas de mango puede mejorar la producción de insulina y aumentar la distribución de glucosa en el cuerpo, de ahí que ayude a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. Se cree que este efecto está estrechamente vinculado a su contenido de componentes fenólicos como el ácido cafeico, polifenoles como la mangiferina y el ácido gálico, así como de flavonoides y compuestos volátiles.
  • Gracias a su composición química, dicho extracto también ejerce un efecto muy favorable sobre el perfil lipídico, siendo capaz de reducir significativamente las lipoproteínas de baja densidad (LDL), el colesterol, los triglicéridos, y aumentar los niveles de lipoproteínas de alta densidad (HDL) en ratones diabéticos.
  • Además, se ha observado que esta planta puede tener efecto protector sobre el páncreas. Al parecer, el tratamiento con extracto de hoja de mango ayuda a disminuir el daño en las células beta y acinares, restaurar la estructura pancreática endocrina y exocrina, así como prevenir la inflamación y la congestión de los vasos sanguíneos.

Tras evaluar el potencial de las hojas de mango como terapia contra la diabetes mellitus, un grupo de investigadores informó que el extracto de esta planta posee una actividad antidiabética considerable, al disminuir los niveles de glucosa en sangre postprandial, aumentar la tolerancia a la glucosa, favorecer la pérdida de peso corporal, mejorar el perfil lipídico y disminuir el daño a las células pancreáticas.

5 Beneficios adicionales a considerar

Gracias a su excelente aporte de vitaminas (C, B, A) y compuestos antioxidantes, a la hoja de mango se le atribuyen otros beneficios saludables, que van más allá del control del azúcar en la sangre. Se dice que:

1. Ayuda a combatir el daño oxidativo en el organismo

Al igual que la fruta, la hoja de mango posee una alta concentración de compuestos antioxidantes, cuyo consumo ayuda a combatir la acción de los radicales libres y prevenir el desarrollo de numerosas enfermedades, incluyendo la enfermedad cardíaca, la propia diabetes y el cáncer.

El principal antioxidante presente en la planta de mango es la mangiferina, compuesto al que se le atribuye cierto efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares, cancerígenas y neurodegenerativas 3.

2. Regula los niveles de presión arterial

La hoja de mango tiene propiedades hipotensoras, de ahí que ayude a combatir la hipertensión arterial. Otro efecto beneficioso en este sentido parece ser su capacidad para mejorar la función del sistema circulatorio, al fortalecer los vasos sanguíneos y evitar la formación de venas varicosas.

Hoja de mango para controlar la glucosa en sangre

3. Favorece la pérdida de peso

Teniendo en cuenta que su consumo ayuda a controlar la glucosa en sangre y reducir los niveles de colesterol, los extractos de la hoja de mango pueden ser un buen aliado para quienes tienen diabetes y están tratando de adelgazar.

4. Reduce el riesgo de desarrollar retinopatía diabética

Otro de los beneficios a tener en cuenta es el efecto protector de esta hoja sobre la salud ocular, un factor que suele verse comprometido en muchas personas diabéticas.

5. Protege la salud hepática y renal

Según se ha observado, esta planta previene la formación de cálculos renales, contribuye a un mejor funcionamiento de los riñones, y en última instancia, a un menor riesgo de insuficiencia renal, una de las complicaciones diabéticas más frecuentes. De manera similar, los compuestos en la hoja de mango ayudan a combatir la formación de cálculos biliares y a mantener el hígado sano.

Advertencia. La información anterior está basada en hallazgos preliminares. La evidencia científica actual no es suficiente para confirmar los efectos de la hoja de mango en nuestra salud, a corto o largo plazo.

Ver más adelante:

¿Cómo preparar las hojas de mango para la diabetes?

El árbol de mango crece, o se cultiva, típicamente en zonas de clima tropical y subtropical. Quienes viven en estas regiones pueden acceder a la hoja de mango con mayor facilidad, pero en caso de no ser así, se pueden conseguir en tiendas especializadas o plataformas online. Por lo general, es posible encontrar la hoja de mango fresca y entera, seca, triturada o en polvo. Cualquiera de estas variantes sirve para preparar el té de hoja de mango, la forma de consumo más popular.

Es un remedio muy fácil de preparar; solo tienes que hervir las hojas de mango para obtener una infusión con propiedades antiglucémicas. Se recomienda:

  1. Poner a hervir 4-5 hojas de mango en una olla pequeña con agua, durante 5-8 minutos. Nota: utiliza 10-15 hojas si deseas preparar mayor cantidad.
  2. Pasado ese tiempo, apagar el fuego y dejar que las hojas reposen en el aguatoda la noche.
  3. Colar la infusión al día siguiente para beber 1 taza en ayunas, apenas te levantes.

Una variante incluso más sencilla, pero muy similar, consiste en hacer un agua de hojas de mango, para lo cual debes remojar varias hojas en un recipiente con agua durante la noche, colar a la mañana siguiente e igualmente beberla antes del desayuno.

En caso de tener las hojas secas, en polvo o trituradas, procede como si fuera cualquier otro té de hierbas. Agrega ½ – 1 cucharada de hoja seca a una taza de agua caliente, deja reposar durante 5-10 minutos, cuela y bebe de inmediato.

¿Sabías que…? En algunas regiones de Asia acostumbran a consumir las hojas de mango tiernas como parte de la dieta.

Consejos y advertencias a tener en cuenta

  • Si estás usando hojas de mango frescas, asegúrate de lavarlas con abundante agua antes de hervirlas.
  • Evita usar las hojas de mango que ya están amarillas.
  • Mantén un registro diario de tus niveles de glucosa en caso de tomar té de hojas de mango.
  • A pesar de sus propiedades antidiabéticas, la hoja de mango no debe usarse como sustituto del tratamiento recetado por tu médico.
  • No existe suficiente evidencia científica sobre la efectividad de este remedio en humanos.

Hervir hojas de mango para la diabetes

También te puede interesar:

¿La hoja de mango tiene contraindicaciones?

Las posibles contraindicaciones de la hoja de mango no han sido establecidas hasta la fecha. Se sabe que esta hoja se ha utilizado de forma segura durante siglos como remedio natural en la medicina ayurvédica; sin embargo, lo mejor es consumirla con precaución y en pequeñas cantidades. Debido a la alta concentración de compuestos activos, su consumo excesivo podría provocar efectos secundarios.

De manera general, su uso como remedio puede estar contraindicado en:

  • Personas con una alergia conocida a esta planta, al mango o su jugo.
  • Mujeres en el embarazo y la lactancia.
  • Personas bajo tratamiento médico, incluyendo aquellas que usan medicamentos para la diabetes.

Si eres diabético, recuerda que el uso combinado del té de hoja de mango y los medicamentos recetados puede resultar en niveles de glucosa en sangre demasiado bajos.

En caso de experimentar cualquier síntoma o efecto secundario durante el consumo de este remedio, por favor suspende su uso de inmediato.

Consulta a tu médico antes de tomar este o cualquier otro tratamiento casero.

Esperamos que el artículo haya sido de tu agrado. Recuerda que la información ofrecida no pretende, en ningún caso, contradecir o sustituir las indicaciones de tu médico.

Referencias:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6681213/
  2. https://medcraveonline.com/MOJBB/MOJBB-06-00131.pdf
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5414237/

Publicado por: Luis L. Fernández. Ultima revisión: octubre 17, 2019.