Saltar al contenido
Remedios para la Diabetes

Azúcar de Coco y Diabetes

En un mundo en el que cada día estamos más expuestos a numerosos ingredientes químicos, artificiales y nocivos para la salud, es normal que muchas personas deseen recurrir a las “alternativas naturales”. Un buen ejemplo de esto son los edulcorantes, cuya variedad y estrategias de publicidad pueden causar confusión, especialmente entre los diabéticos. Uno de los edulcorantes que ha adquirido mayor popularidad en los últimos años es el azúcar de coco, un producto que a primera vista puede parecernos más saludable, pero ¿realmente es así? ¿El azúcar de coco es una mejor opción para las personas con diabetes? Sigue leyendo a continuación para conocer esta y otras aclaraciones importantes sobre el tema.

¿Qué es el azúcar de coco y cómo se hace?

Contrario a lo que muchos creen, el azúcar de coco no se elabora a partir de la leche o la carne del coco en sí, sino que se deriva de las flores de la palmera del coco. La savia que se drena de estas flores es sometida a un proceso de calentamiento y condensación hasta que se obtiene un jarabe espeso; luego este almíbar es enfriado y triturado para conseguir su forma granular, similar a pequeños cristales.

Nota: El azúcar de coco no debe confundirse con el azúcar de palma, que proviene de la palma datilera. De cualquier forma, la información nutricional de ambos no suele diferir mucho.

Tailandia, Indonesia y Filipinas son los mayores productores de coco del mundo y, por tanto, los mayores productores de azúcar de coco, seguidos por Estados Unidos y algunos países de América Latina. 1

Datos nutricionales del azúcar de coco

Algunas personas asumen que el azúcar de coco es más saludable que otros azúcares debido a su contenido de minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio y de vitamina C 2. Aunque es cierto que este azúcar contiene dichos nutrientes, las cantidades son tan pequeñas que tendríamos que consumir una bolsa entera para obtener una dosis significativa de ellos. Sería mucho más fácil, y sano, obtenerlos a partir de frutas y verduras.

La característica más importante a tener en cuenta es que, al igual que el azúcar tradicional (de caña), el azúcar de coco sigue siendo alto en carbohidratos, por lo tanto su consumo regular no encaja en una dieta apta para diabéticos. De hecho, la mayoría de los azúcares no son una buena opción, sean “naturales” o no 3.

En la siguiente tabla te mostramos una breve comparación entre los valores de índice glucémico (IG), cantidad de calorías y cantidad de carbohidratos por porción, que aportan 4 de los edulcorantes naturales más comunes.

Azúcar De Coco (1 cucharada) Azúcar Blanca (1 cucharada) Miel cruda (1 cucharada) Stevia (1 cucharada)
IG: 35 IG: 55-84 IG: 50 IG: 0
Carbohidratos: 12g Carbohidratos: 12.6g Carbohidratos: 17g Carbohidratos: 0
Calorías: 45 Calorías: 48 Calorías: 70 Calorías: 0

Como puedes ver, la cantidad de carbohidratos que contiene una cucharada de azúcar de coco es muy similar a la del azúcar blanco o la miel, ya que al igual que estos se compone mayormente de sacarosa (78-89% de sacarosa)

Si observamos el IG, vemos que el azúcar de coco tiene un valor más bajo que el azúcar blanco y la miel, pero algunos investigadores advierten que este dato puede ser engañoso. Al parecer dicho valor se basa en un solo estudio de 10 voluntarios, realizado en Filipinas, uno de los principales productores y exportadores de azúcar de coco en el mundo. Los expertos creen que los resultados del estudio pueden haber sido afectados por intereses comerciales de la zona 4.

Obviamente, si tuviéramos que elegir el edulcorante más saludable para las personas con diabetes, ese sería la stevia. Con 0 carbohidratos y 0 calorías, la stevia es totalmente segura; proviene de una fuente natural y no afecta los niveles de azúcar en sangre.

El mito del azúcar de coco

  • Mito: Sí la harina de coco y el aceite de coco son buenas opciones para los diabéticos, entonces el azúcar de coco también lo es. Después de todo, los edulcorantes “alternativos” son siempre más saludables que el azúcar blanco regular.
  • Verdad: Las afirmaciones anteriores no son ciertas. Aunque puede parecer lógico que todos los productos derivados del coco son saludables, en realidad no es tan así. Como mencionamos al principio de este artículo, el azúcar de coco ni siquiera proviene de la fruta, parte de la que se extraen el aceite y la harina de coco; es por ello que el azúcar de coco no comparte ninguno de sus nutrientes.

Por ejemplo, el aceite de coco es reconocido como un “súper alimento”. Es una gran fuente de ácidos grasos especiales que promueven la salud cerebral, regulan los niveles de colesterol y proporcionan propiedades antivirales y antibacterianas, entre otros beneficios 5. En cambio, el azúcar de coco no tiene ninguna de estas propiedades saludables.

Entonces, ¿los diabéticos deben evitar el azúcar de coco?

Sí. Una taza de azúcar de coco es, en esencia, una taza de carbohidratos simples, llena de calorías vacías y sin ningún valor nutricional, que aumentará los niveles de azúcar en sangre de cualquier persona. Esta es una razón más que suficiente para desaconsejar su consumo en caso de tener diabetes.

No importa en qué forma se encuentre: el azúcar sigue siendo azúcar. Azúcar blanco, azúcar moreno, azúcar cruda o azúcar de coco… son carbohidratos adicionales que, lejos de beneficiarte, pueden empeorar tu estado de salud.

Recuerda que al cuerpo no le importa si compraste el azúcar de coco en una “tienda de alimentos saludables”. Tu organismo lo absorberá rápidamente y se precipitará en el torrente sanguíneo, como si se tratase de un pedazo de pastel hecho con azúcar regular.

Esto no significa que por tener diabetes estés condenado a vivir sin comer dulces. Afortunadamente existen alternativas más apropiadas, como la stevia, la fruta del monje, o en última instancia, algunos edulcorantes artificiales como el eritritol y el xilitol.



Video recomendado: Azúcar de coco

Fuentes:

Referencias:

  1. https://en.wikipedia.org/wiki/Coconut_sugar
  2. https://nutritiondata.self.com/facts/custom/3950997/2
  3. https://www.diabetes.co.uk/diet/low-carb-diabetes-diet.html
  4. http://foodwatch.com.au/blog/carbs-sugars-and-fibres/item/coconut-sugar.html
  5. https://www.healthline.com/nutrition/top-10-evidence-based-health-benefits-of-coconut-oil

Publicado por: Luis L. Fernández. Ultima revisión: octubre 18, 2018.