Saltar al contenido
Remedios para la Diabetes

Homeopatía para la Diabetes

Homeopatía para la diabetes

Dicho en pocas palabras, la diabetes es una condición en la que el azúcar (glucosa) se acumula en el torrente sanguíneo debido a problemas con la producción y recepción de insulina en el organismo. Por lo general esta condición se trata con cambios en la dieta, la práctica de ejercicios y el uso de medicamentos para controlar el nivel de azúcar en la sangre. Aun así, muchas personas con diabetes tienen problemas para gestionar algunos de sus síntomas 1 y deciden recurrir a la homeopatía.

Entre los síntomas de la diabetes que suelen tratarse con homeopatía se incluyen:

  • Hambre persistente
  • Fatiga
  • Sed excesiva
  • Micción excesiva
  • Boca seca
  • Llagas en la piel
  • Visión borrosa

Pero, ¿realmente la homeopatía es una solución?

El uso de la homeopatía en pacientes diabéticos

Aunque existen varios remedios homeopáticos disponibles para el tratamiento de estos síntomas, lo cierto es que la homeopatía no está recomendada por las instituciones de salud como terapia para la diabetes o sus síntomas. Esto se debe a que no se tiene evidencia científica que demuestre por completo su efectividad. La ciencia indica que si una persona decide usar la homeopatía, también debe seguir un plan de tratamiento médico para la diabetes.

A pesar de estas afirmaciones, se sabe que muchos diabéticos aseguran haber notado mejoría en su estado de salud después de probar tratamientos homeopáticos. Por eso en este artículo estaremos brindando un poco más de información al respecto. Recuerda siempre que, si deseas probar un tratamiento homeopático en particular, debes consultar primero a tu médico.

Remedios homeopáticos para tratar los síntomas relacionados con la diabetes

Por si aún no lo sabes, los remedios homeopáticos se elaboran a partir de minerales, plantas o animales, de ahí que se consideren “completamente naturales”. Los principios homeopáticos afirman que, cuando una sustancia se diluye, aumenta su fuerza terapéutica. En este caso, la sustancia natural es diluida hasta un punto en el que un remedio solo contiene pequeñas cantidades de la misma [2]. Luego puede formularse como:

  • Caramelos
  • Ungüentos
  • Gotas
  • Cremas
  • Tabletas

Ejemplos de remedios homeopáticos comercializados para tratar los síntomas de la diabetes o prevenir sus complicaciones incluyen:

  • Syzygium jambolanum o S. cumini (ciruela negra): se dice que ayuda a tratar la sed, la debilidad, las úlceras cutáneas y el exceso de orina.
  • Uranio nitricum: se comercializa para tratar el exceso de orina, las náuseas, la hinchazón y el ardor al orinar.
  • Conium (cicuta): ayuda con el entumecimiento de pies y manos, así como con la neuropatía diabética (daño a los nervios).
  • Plumbum (plomo): controla el entumecimiento de las manos y los pies, el dolor de los nervios y el tinnitus.
  • Caléndula: ayuda a tratar las úlceras infectadas.
  • Ácido fosfórico: evita el deterioro de la memoria, la confusión o la cabeza pesada; también ayuda a controlar la micción frecuente durante la noche, la caída del cabello y la dificultad para mantener erecciones.
  • Cándida (levadura): es una formulación que ayuda a tratar y evitar la recurrencia de infecciones por hongos.

¿Realmente funcionan los tratamientos homeopáticos para la diabetes?

Como se dijo anteriormente, existe poca evidencia que demuestre que los tratamientos homeopáticos funcionan. Si bien se han utilizado durante muchos años, se necesita más investigación para determinar su eficacia.

Por ejemplo, los estudios del Syzgium jambolanum en ratones y ratas fueron prometedores 2, sin embargo los estudios clínicos controlados en humanos no han podido mostrar ningún beneficio. De hecho, un estudio concluyó que el S. cumini es “farmacológicamente inerte” 3. La mayoría de los otros remedios homeopáticos para la diabetes no se han probado en ensayos clínicos en humanos.

En 2015, el Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia realizó un estudio para evaluar la efectividad de la homeopatía. Los investigadores no pudieron encontrar evidencia consistente de que la homeopatía fuera efectiva para tratar cualquiera de las condiciones evaluadas 4.

Los defensores de la homeopatía siguen apoyando la importancia de comer una dieta saludable y hacer ejercicio como parte de un plan de tratamiento para la diabetes, y reconocen que no existe sustituto para la insulina. También señalan que frecuentemente la venta de remedios homeopáticos sin receta no requiere pruebas ni certificaciones de seguridad, por lo que estos productos podrían suponer un riesgo para la salud si no se fabrican correctamente 5.

¿Existen efectos secundarios asociados?

Los remedios homeopáticos, por definición, solo incluyen una cantidad mínima (diluida) de una sustancia, por lo que los efectos secundarios y reacciones adversas son raros. Sin embargo, existe el pequeño riesgo de tener una reacción alérgica grave a la sustancia, o de que esta interactúe con uno o más de los medicamentos que la persona está tomando.

Quizás el mayor riesgo de usar la homeopatía para la diabetes es que el paciente deje de usar los medicamentos recetados para controlar su diabetes, haciendo que su condición empeore o surjan otras complicaciones más graves (ataque al corazón, insuficiencia renal, amputación de pierna, neuropatía diabética, pérdida de la visión). No se debe olvidar que, sin el tratamiento médico adecuado, la diabetes puede ser potencialmente mortal en algunos casos.

Dicho esto, no es recomendable reemplazar deliberadamente tu tratamiento actual con un tratamiento homeopático, aunque sientas que tus síntomas hayan mejorado. Recuerda además que siempre es importante controlar el peso con una dieta saludable y el ejercicio físico, así como mantener tus niveles de azúcar en la sangre dentro de un rango saludable. Haz una cita con tu médico antes de utilizar cualquier tratamiento homeopático. Asegúrate de que este no representa un riesgo de efectos secundarios o interacciones medicamentosas.

Video recomendado: Mitos y verdades de la homeopatía

Fuentes:

Referencias:

  1. http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/204871/9789241565257_eng.pdf;jsessionid=D022EED006ABEC04E9ACA00C9957A6EC?sequence=1
  2. http://www.ijrh.org/article.asp?issn=0974-7168;year=2014;volume=8;issue=3;spage=129;epage=135;aulast=Maiti
  3. http://care.diabetesjournals.org/content/27/12/3019.2
  4. https://www.nhmrc.gov.au/_files_nhmrc/publications/attachments/cam02a_information_paper.pdf
  5. https://nccih.nih.gov/health/homeopathy

Publicado por: Luis L. Fernández. Ultima revisión: septiembre 14, 2018.