Saltar al contenido
Remedios para la Diabetes

Cereza y Diabetes

Es casi imposible pensar en las cerezas y no asociarlas con platos dulces, altos en carbohidratos y llenos de almíbar. Generalmente podemos encontrarlas en el relleno de un delicioso pastel, en lo más alto de una torta, o como decoración en otros postres y algunas bebidas. Teniendo esto en cuenta, es normal que muchas personas con diabetes se pregunten si la cereza puede formar parte de su alimentación regular, o si por el contrario, es una de las frutas que deben evitar para mantener su condición bajo control.

Comer cereza siendo diabético: ¿sí o no?

Mantener los niveles de azúcar en sangre dentro del rango saludable sigue siendo la piedra angular en el tratamiento de la diabetes, lo cual implica seguir un monitoreo cuidadoso de los carbohidratos que se consumen. Como regla general, la Asociación Americana para la Diabetes fomenta la ingesta de frutas, verduras, legumbres y granos integrales 1, pero en el caso de las frutas es importante elegir con inteligencia, ya que el consumo regular de algunas puede ser contraproducente.

Nota: el alto contenido de fructosa de algunas frutas puede causar picos de glucosa en sangre si se consumen frecuentemente o en grandes porciones.

Para llegar a una conclusión acerca de si las personas con diabetes pueden comer, o no, la cereza es necesario analizar cuáles son sus propiedades nutricionales, así como el impacto que tienen en la glucosa sanguínea.

Perfil nutricional de la cereza

100 gramos de cerezas frescas (10 cerezas con hueso) aportan aproximadamente 2:

  • Calorías: 50 (cada cereza tiene 5 calorías)
  • Carbohidratos: 12.2 gr
  • Fibra: 1.6 gr
  • Azúcares: 8.5 gr
  • Proteínas: 1 gr
  • Grasas: 0.3 gr
  • Almidones: 0 gr
  • Agua: 86.1 gr
  • Carga glucémica: 4
  • Índice glucémico: 22

Nota: algunos valores, especialmente los carbohidratos / azúcares, pueden variar ligeramente dependiendo del tipo de cereza y de la madurez; por ejemplo, las variedades dulces tienen una mayor concentración de fructosa que las variedades de cereza ácida.

En cuanto al contenido de micronutrientes, la cereza es rica en vitaminas y minerales esenciales, como:

  • Vitaminas A, C y K
  • Folato
  • Cobre
  • Calcio
  • Potasio
  • Manganeso
  • Magnesio

Entonces, ¿el consumo de cerezas y la diabetes son compatibles?

Teniendo en cuenta que el índice glucémico (IG) de esta fruta es bajo, que su carga glucémica también es baja y que su aporte de carbohidratos es menos de 15 gramos por porción, es seguro decir que los diabéticos pueden comer cereza como parte de una alimentación balanceada 3 4.

Cuando se consumen con moderación, es poco probable que las cerezas causen un aumento significativo del azúcar y la insulina en sangre.

Beneficios saludables de la cereza para los diabéticos

Incluir las cerezas de forma regular en la dieta cuando se tiene diabetes no solo es seguro, sino que puede ser muy beneficioso para la salud de estos pacientes.

  • Son una excelente fuente de antioxidantes. Las cerezas tienen una alta concentración de compuestos antioxidantes, incluyendo algunos con efecto natural anti-diabético. La vitamina C, la vitamina A, la quercetina, el ácido elágico y las antocianinas que se encuentran en la cereza ayudan a combatir el daño causado por los radicales libres en nuestro cuerpo. Este daño oxidativo ha sido vinculado con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, incluyendo la diabetes 5, la hipertensión arterial, la aterosclerosis, la insuficiencia renal, las cataratas y el cáncer, entre otras 6.
  • Aportan cantidades significativas de fibra. La cereza es rica en fibra dietética, un nutriente esencial que no debe faltar en la dieta diaria de los diabéticos. Se ha demostrado que la fibra ayuda a retrasar la digestión de los alimentos, frenando el metabolismo del azúcar y evitando el aumento de la glucosa y la insulina que circulan por el torrente sanguíneo 7. Además, ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos, favorece el buen funcionamiento del sistema digestivo y combate la obesidad 8. Todos estos beneficios no solo permiten mantener la diabetes bajo control, sino que juegan un papel decisivo en la prevención de sus principales complicaciones.
  • Pueden ayudar a incrementar la producción natural de insulina. Al ser ricas en antocianinas, el consumo regular de cerezas puede estimular la producción de insulina en el páncreas. Varios estudios han indicado que estos compuestos antioxidantes tienen la capacidad de aumentar los niveles de insulina, reducir la resistencia a dicha hormona, regular el metabolismo de los carbohidratos y combatir la inflamación en el organismo 9 10. Es por ello que la ingesta de arándanos, moras, berenjenas, rábanos, col morada y cerezas, entre otros alimentos ricos en antocianinas (pigmentos), esté altamente recomendada para personas con diabetes.
  • Promueven la buena salud del corazón. El contenido de potasio que nos ofrece esta fruta puede ser beneficioso para regular el ritmo cardíaco, controlar la presión arterial, evitar la calcificación vascular y promover un mejor funcionamiento del sistema cardiaco en general 11 12. Nota: téngase en cuenta que los altos niveles de potasio en sangre se han vinculado con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca 13.

Principales hallazgos científicos sobre el consumo de cerezas y la diabetes

¿Qué dice la investigación científica sobre este tema?

El principal descubrimiento que ha asociado el consumo de la cereza con un mejor manejo de la diabetes, y sus complicaciones, se basa en el contenido de antocianinas de dicha fruta. Un estudio, publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, informó que después de aislar un grupo de antocianinas de las cerezas y probarlas en células pancreáticas productoras de insulina, los investigadores observaron un incremento significativo en la producción de esta hormona. De hecho, la exposición a la antocianina más activa fue capaz de duplicar el valor inicial. 14 15

Sin dudas, tales hallazgos abren una nueva línea de investigación para la comunidad científica. Se cree que las antocianinas podrían ser la base para la creación de tratamientos innovadores que ayuden a disminuir la resistencia a la insulina y frenen el avance de la diabetes tipo 2.

Otro estudio dedicado a evaluar el efecto antioxidante del extracto de cerezas sobre la hiperglucemia, la microalbúmina y el nivel de creatinina en 36 ratas diabéticas observó resultados prometedores. La administración oral de extracto de cereza a una concentración de 200 mg / kg de peso corporal durante 30 días fue capaz de reducir significativamente los niveles de glucosa en sangre y de microalbúmina en la orina. 16

Cómo comer cereza si eres una persona diabética

Como hemos visto anteriormente, las cerezas pueden formar parte de una alimentación saludable para diabéticos, siempre y cuando se consuman de la forma correcta, en porciones moderadas. No hay que olvidar que en este caso la mayoría de las calorías provienen de los azúcares naturales de la fruta.

Si eres un amante de la cereza y tienes diabetes, la porción adecuada para ti no debe exceder los 100 gramos. Aproximadamente 10 cerezas, con su semilla, es una cantidad suficiente para disfrutar de su sabor, sin llegar a crear un pico de glucosa en sangre. Una buena recomendación para controlar las porciones consiste en servir la cantidad que vas a comer en un recipiente aparte, en lugar de comerlas directamente de la bolsa.

Algunas ideas para incluirlas en tus comidas son:

  1. Avena cocida con cerezas y arándanos.
  2. Yogurt griego con semillas de chía, fresas picadas y cerezas dulces.
  3. Ensalada de kale, cerezas y semillas de calabaza.
  4. Cerezas y 1 cucharada de mantequilla de maní, almendras, u otro fruto seco.

Aspectos básicos sobre la cereza que debes tener en cuenta

  • Al igual que con otras frutas y verduras, las cerezas enteras frescas son la opción más saludable y nutritiva. Evita la cereza que haya sido sometida a cualquier tipo de procesamiento (enlatada, confitada), ya que por lo general contiene gran cantidad de azúcar añadida. Las cerezas congeladas sin azúcares agregados son un buen sustituto de las cerezas frescas.
  • Las cerezas ácidas contienen menos carbohidratos en comparación con las cerezas dulces, de ahí que sean más fáciles de tolerar para los diabéticos 17.
  • Las cerezas dulces contienen más carbohidratos por porción; pueden elevar tus niveles de azúcar en sangre si no las comes con moderación 18.
  • Las populares cerezas marrasquino no son una buena opción para la diabetes. Estas cerezas son marinadas en una solución azucarada, de modo que gran parte del azúcar se infunde en la fruta. Como resultado, una porción de solo 5 cerezas marrasquino contiene aproximadamente 11 gramos de carbohidratos. Si no se controla bien la cantidad ingerida, podrían elevar rápidamente los niveles de glucosa en sangre.
  • La cereza ha sido incluida en la lista de los productos con mayor concentración de pesticidas (séptima posición) 19. Siempre que sea posible, opta por el consumo de cerezas orgánicas; lavarlas con abundante agua también puede ayudar a eliminar cualquier exceso de sustancias químicas.
  • Las cerezas amargas poseen niveles más altos de antioxidantes que otras variedades de cereza.
  • Cada diabético tiene una tolerancia diferente a los carbohidratos. Evalúa tus niveles de azúcar en sangre antes y después de comer cerezas, ya que esto puede ayudarte a establecer cuál es la porción más adecuada para ti. Si tienes dudas, lo mejor es comenzar con porciones pequeñas, por ejemplo, ½ taza.

Nota: consulta siempre a tu médico antes de realizar cualquier cambio drástico en tu dieta.

Te puede interesar: Frutas Malas para la Diabetes

Video Recomendado: Helado de Cerezas Sin Azúcar

Referencias:

  1. http://care.diabetesjournals.org/content/suppl/2015/12/21/39.Supplement_1.DC2/2016-Standards-of-Care.pdf
  2. https://nutritiondata.self.com/facts/fruits-and-fruit-juices/1861/2
  3. http://www.diabetes.org/food-and-fitness/food/what-can-i-eat/making-healthy-food-choices/fruits.html
  4. https://www.medicalnewstoday.com/articles/311220.php
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10693912
  6. https://www.sciencedirect.com/topics/medicine-and-dentistry/oxidative-stress
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22218620
  8. https://www.diabetes.org.uk/guide-to-diabetes/enjoy-food/carbohydrates-and-diabetes/fibre-and-diabetes
  9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29521054
  10. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5691727/
  11. https://www.heart.org/en/health-topics/high-blood-pressure/changes-you-can-make-to-manage-high-blood-pressure/how-potassium-can-help-control-high-blood-pressure
  12. https://www.nih.gov/news-events/nih-research-matters/how-too-little-potassium-may-contribute-cardiovascular-disease
  13. https://my.clevelandclinic.org/health/articles/17073-heart-failure-diet-potassium
  14. https://www.sciencedaily.com/releases/2004/12/041220122203.htm
  15. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5691727/
  16. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24447011
  17. https://ndb.nal.usda.gov/ndb/foods/show/2177?manu=&fgcd=&ds=Standard%20Reference
  18. https://ndb.nal.usda.gov/ndb/foods/show/2183?manu=&fgcd=&ds=Standard%20Reference
  19. https://www.foodsafetymagazine.com/news/2018-dirty-dozen-and-clean-fifteen-lists-rank-produce-items-by-pesticide-level/

Publicado por: Luis L. Fernández. Ultima revisión: diciembre 26, 2018.