Saltar al contenido
Remedios para la Diabetes

Hojas de olivo y Diabetes

Seguramente has escuchado sobre los increíbles beneficios que se le atribuyen a la hoja del olivo, especialmente para reducir el colesterol, los triglicéridos, el azúcar en sangre, y controlar la presión arterial.

¿Te sientes intrigado por la efectividad de este remedio? Sigue leyendo a continuación para conocer qué nos dice la ciencia al respecto, cuáles son las formas de consumo más comunes y qué precauciones debes tener si eres diabético.

Hojas de olivo para la diabetes: ¿realmente funciona?

Puede que las hojas del olivo no sean tan legendarias como su fruta (la oliva), pero incluso los antiguos egipcios utilizaron el extracto de esta hoja con fines medicinales. Hoy, los investigadores han confirmado que, efectivamente, la hoja de olivo beneficia nuestra salud de muchas maneras.

Uno de los principales hallazgos tiene que ver con el poder hipo-glucémico de sus extractos. Varios estudios han observado que ayudan a equilibrar los niveles de glucosa en sangre, controlar la diabetes tipo 1 y 2, así como  reducir el riesgo de desarrollar complicaciones de esta enfermedad a largo plazo.

Tras una revisión de algunas de las investigaciones más relevantes, se sabe que 1 2:

  • La suplementación con extracto de hoja de olivo ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre en personas diabéticas. Una dosis diaria de 500 mg de extracto de hoja de olivo puede ser suficiente para reducir significativamente los niveles de insulina en ayunas y la hemoglobina A1c, marcador de la exposición prolongada a niveles elevados de azúcar en la sangre.
  • Los compuestos de la hoja de olivo pueden ayudar a contrarrestar los efectos metabólicos negativos de una dieta deficiente (grasa abdominal, presión arterial alta, control deficiente del azúcar en la sangre). Los investigadores sugieren que esto se debe a la acción de polifenoles como la oleuropeína 3, un compuesto capaz de revertir la inflamación crónica y el estrés oxidativo que desencadenan tales síntomas metabólicos.
  • También gracias a la oleuropeína y a una segunda sustancia antioxidante, el hidroxitirosol, las hojas de olivo pueden tener un papel importante en la prevención de complicaciones diabéticas (oculares, renales y nerviosas) 4.

Muchas sustancias parecen ser prometedoras para el tratamiento de la diabetes, pero resultan ser ineficaces debido a su escasa biodisponibilidad. La buena noticia es que la oleuropeína es altamente biodisponible, lo cual significa que tu cuerpo es capaz de absorberla y usarla de manera efectiva.

Otros beneficios de la hoja de olivo para personas con diabetes se deben al poder de sus extractos para reducir los valores de colesterol y presión arterial. Se sabe que la hipertensión y el colesterol alto son dos factores de riesgo importantes en el desarrollo de la enfermedad cardíaca, y que esta a su vez está estrechamente relacionada con la diabetes 5 6.

Ver más adelante:

¿Cómo usar la hoja de olivo si tengo diabetes?

A diferencia de las olivas, aceitunas y aceites, las hojas del olivo no están ampliamente disponibles en cualquier lugar. Si tienes estas hojas al alcance de tu mano, mi recomendación es que las utilices en forma de té o infusión.

Aquí te dejo una receta rápida para que sepas cómo preparar té de hojas de olivo, ya sea para la diabetes o para la hipertensión…

  1. Coloca 1 litro de agua en una cacerola y llévala al fuego para que hierva.
  2. Justo antes del punto de ebullición, agrega las hojas de olivo previamente lavadas y escurridas (para 1 litro de agua será suficiente con 1½ cucharadas de hojas).
  3. Baja el fuego a lento y deja cocinar durante aproximadamente 15 minutos. Pasado ese tiempo, apaga el fuego y deja que el agua se infusione un poco más mientras se enfría.
  4. Ahora cuela para retirar las hojas y reserva el té resultante en una jarra o botella.

Para obtener mejores resultados puedes beberlo hasta 3 veces al día, frío o caliente, preferiblemente comenzando en ayunas y repitiendo otras dos veces, por ejemplo en la tarde y justo antes de acostarte.

Nota: Recuerda consultar a tu médico de cabecera antes de tomar este o cualquier otro remedio / suplemento para la diabetes. Así mismo, asegúrate de medir tus niveles de glucosa en sangre para comprobar cómo reacciona tu organismo y ajustar la dosis en caso de ser necesario.

Te puede interesar: Aceitunas y Diabetes – ¿Realmente son compatibles?

Ahora bien, no todas las personas con diabetes tienen acceso a la hoja de olivo natural, de ahí que su extracto se encuentre disponible en el mercado en forma de suplemento. Las dos formulaciones más comunes son el extracto de hojas de olivo en cápsulas y en gotas.

La dosis diaria recomendada puede variar ligeramente entre un producto y otro dependiendo de la concentración. Sigue siempre las indicaciones del fabricante y más importante aún, las orientaciones de tu médico.

La mayoría de los fabricantes sugieren tomar 1 o 2 cápsulas de hojas de olivo al día, preferiblemente en compañía de una comida.

¿Las hojas de olivo tienen contraindicaciones?

Dado que el extracto de estas hojas tiene propiedades para reducir el azúcar en sangre y bajar la tensión, es importante que los pacientes diabéticos e hipertensos procedan con mucha precaución. Tomar infusión de hoja de olivo, o el extracto en cápsulas, al mismo tiempo que la medicación puede resultar contraproducente en algunos casos.

Por ejemplo, podría aumentar el riesgo de hipoglucemia o hipotensión, causando niveles de azúcar en sangre o presión arterial demasiado bajos. Así mismo, su uso conjunto con otras hierbas o suplementos de acción similar tampoco está recomendado (garra del diablo, psyllium, ginseng, ajo).

Te puede interesar:

También se sabe que el extracto de hoja de olivo puede causar irritación en el revestimiento estomacal. Asegúrate de no exceder la dosis recomendada y tomarlo cerca de las comidas. Las mujeres en etapa de embarazo o lactancia siempre deben consultar primero a su médico, y las personas con una alergia conocida al olivo deben abstenerse de usar este remedio.

Espero que la información del artículo haya sido de tu agrado. Si es así, compártela con otras personas a las que pueda interesarles y no dejes de darle un vistazo al resto de nuestras publicaciones.

Referencias:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22512698
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27860303
  3. https://es.wikipedia.org/wiki/Oleurope%C3%ADna
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5392257/
  5. https://www.heart.org/en/health-topics/diabetes/why-diabetes-matters/cardiovascular-disease–diabetes
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5397821/

Publicado por: Luis L. Fernández. Ultima revisión: octubre 17, 2019.