Saltar al contenido
Remedios para la Diabetes

Chocolate y Diabetes

El hecho de que seguir una alimentación adecuada sea fundamental para controlar la diabetes ha provocado que surjan algunos mitos y malentendidos sobre este tema. Muchas personas podrían sorprenderse al ver a un diabético comiendo chocolate, ya que supuestamente quienes padecen esta condición deben evitar el consumo de chocolates y otras golosinas. Pero esto no es del todo cierto. Sigue leyendo a continuación para saber si realmente los diabéticos pueden comer chocolate, y de ser así, cuál sería el tipo y la cantidad correcta.

¿Se puede comer chocolate teniendo diabetes?

Para empezar, hablemos un poco sobre el chocolate y su composición. Como seguramente ya sabes, este producto se obtiene a partir de las semillas del cacao. Una vez cosechadas, las semillas son procesadas para producir cacao en polvo, el cual constituye el principal componente del chocolate.

Por lo general, el chocolate se encuentra disponible en 3 variedades:

  • Chocolate con leche. Sin dudas, esta es la opción más popular. Se encuentra disponible en barras, galletas, dulces, bombones, etc. y se elabora mediante una combinación de crema de leche, azúcar y cacao.
  • Chocolate blanco. Lo cierto es que esta variante extremadamente dulce no contiene suficiente cacao en polvo como para ser clasificado como verdadero “chocolate”. Es elaborado a base de manteca de cacao, azúcar, lácteos y grasas emulsionadas.
  • Chocolate negro, oscuro o amargo. Su color oscuro y sabor amargo se deben a su alto contenido de cacao, y bajo contenido de ingredientes como la leche y el azúcar. Las barras de chocolate negro suelen indicar el por ciento de cacao puro que contienen, siendo 99-100% la mayor concentración de cacao. Otras opciones pueden indicar un 90, 87, 85, 80 y 72% de cacao puro.

Al evaluar la información nutricional del chocolate podemos ver que contiene grasas, fibra, carbohidratos/azúcares y, en menor cantidad, proteínas. El aporte por cada uno de estos macronutrientes puede aumentar o disminuir de acuerdo al tipo de chocolate que estamos obteniendo. Teniendo esto en cuenta, ¿qué chocolate podría comer una persona que padece de diabetes?

¿Por qué tipo de chocolate debe optar un diabético?

Si vemos la cantidad de azúcares añadidos y carbohidratos totales que pueden llegar a tener el chocolate con leche y el chocolate blanco, es muy fácil deducir que el chocolate negro es la mejor opción para quienes tienen diabetes. Su contenido de azúcar bajo o inexistente, así como su alto contenido de caca, lo convierten en una golosina apta para estas personas. Siempre que sea posible es recomendable optar por un chocolate oscuro con alto porcentaje de cacao puro, entre 80 y 100%.

Actualmente en el mercado también se puede encontrar el chocolate para diabéticos, es decir el chocolate sin azúcares endulzado con sustitutos del azúcar, de modo que es posible comer una versión más saludable sin tener que renunciar al sabor dulce delicioso. Los mejores sustitutos del azúcar para las personas con diabetes son la estevia, el extracto de la fruta del monje (monk fruit), el xilitol y el eritritol.

Sin embargo, esto no quiere decir que un diabético pueda comer chocolate negro sin restricciones. Aunque tenga menos carbohidratos y azúcares que las otras opciones, sigue siendo un alimento capaz de elevar los niveles de glucosa en sangre. El chocolate, al igual que otras golosinas, se debe comer en porciones pequeñas, mucho mejor si solo se limita a ocasiones especiales. De hecho, cuando se consume de la forma correcta, puede ofrecer importantes beneficios para la salud general de una persona diabética.

¿Cuáles son los beneficios del chocolate para la diabetes?

Debido a sus compuestos naturales (minerales, cafeína, flavonoides), el chocolate tiene propiedades muy interesantes que favorecen la buena salud. Cabe señalar que los beneficios que nombramos a continuación solo se asocian al chocolate negro o puro; mientras mayor sea el % de cacao en el producto, mayores serán los efectos saludables.

  1. Es una excelente fuente de antioxidantes. Se ha demostrado que los compuestos antioxidantes ayudan a prevenir el daño causado por el estrés oxidativo, trastorno que ha sido relacionado con el origen de la diabetes 1.
    • Los altos niveles de azúcar en la sangre tienen un efecto tóxico sobre las células (especialmente las células nerviosas), lo que aumenta la producción de radicales libres. Estas sustancias son extremadamente dañinas para las células y son responsables del estrés oxidativo en el organismo. Los antioxidantes ayudan a evitar el daño celular a medida que absorben y neutralizan a los radicales libres 2.
    • Cuando los científicos determinan el contenido de antioxidantes de un alimento, emplean una medida denominada ORAC (Capacidad de Absorción Radical de Oxígeno). Una onza de chocolate negro tiene un ORAC de 59033. Para que tengas una idea de qué tan alto es este valor solo diremos que 1 onza de jugo de arándanos, alimento relativamente alto en antioxidantes, solo tiene un ORAC de aproximadamente 216.
  2. Es rico en compuestos flavonoides. Los flavonoides del chocolate amargo estimulan a los vasos sanguíneos para formar óxido nítrico, compuesto que ayuda a relajar los vasos sanguíneos y en consecuencia disminuye la presión arterial y mejora el flujo sanguíneo 4.
  3. Aumenta el colesterol HDL (bueno) y reduce el colesterol LDL (malo). Se ha observado que gracias a este efecto, las personas que consumen chocolate negro de manera regular tienen un menor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas 5, lo cual es una complicación frecuente en pacientes con diabetes tipo 2.
  4. Mejora la función cerebral. Debido a su contenido de cafeína y teobromina, el chocolate puede ayudar a mejorar varias funciones del cerebro, como la memoria y la cognición.
  5. Ayuda a reducir la resistencia a la insulina 6,7. Los investigadores de un estudio observaron que después de consumir 1.7 onzas de chocolate puro al día, durante 15, los participantes mostraron niveles de azúcar en sangre más bajos, así como niveles de colesterol más saludables  8.

¿Cuánto chocolate se debe consumir?

No podemos decir que existe una “dosis” aceptada para el consumo del chocolate negro en personas con diabetes. Al igual que con muchas otras cosas, aquí la clave es la moderación, ya que mucho de algo bueno puede convertirse en algo malo.

Por lo general un diabético puede comer aproximadamente 1 onza de chocolate negro, sin azúcar o endulzado con algún sustituto saludable, de 3-4 veces por semana. 1 onza de chocolate sólido equivale a 28 gramos, y 28 gramos equivale a casi 5 ½ cucharaditas de cacao en polvo.

Recuerda que comer grandes porciones de chocolate puede provocar un aumento considerable de los niveles de azúcar en sangre, incrementando el riesgo de experimentar otras complicaciones de salud. Por otro lado, el contenido calórico del chocolate es bastante alto, de ahí que su consumo excesivo pueda causar sobrepeso y aumentar el riesgo de problemas cardíacos.

Tip: se recomienda que las personas diabéticas sin problemas de peso corporal coman el chocolate antes de hacer algún tipo de ejercicio.



6 Consejos para comer chocolate con moderación

Aprende a controlar el consumo de chocolate y obtén el mayor número de beneficios para tu salud.

  • Come chocolate negro de buena calidad (mínimo 70% de cacao puro). Su sabor es más fuerte, así que no necesitarás comer tanto para satisfacer el antojo.
  • Come despacio y sin distracciones. Permite que el chocolate se derrita en la boca para disfrutar de su sabor y textura.
  • Consérvalo en la nevera, ya que esto hará que se endurezca y demore más en fundirse dentro de tu boca.
  • Consume el chocolate después de las comidas, ya que tendrás menos hambre.
  • Define cuánto vas a comer y guarda el resto; así evitarás la típica frase: “solo uno más”
  • Ten en cuenta la cantidad de carbohidratos y azúcares por porción antes de comprar el chocolate. Esto puede verse bien especificado en la tabla nutricional del producto.

Como ves, el chocolate no es un enemigo de la diabetes. Un diabético lo puede comer de forma inteligente y segura sin poner en peligro su salud. Esperamos que la información de este artículo te haya servido y que a partir de ahora puedas tomar mejores decisiones cuando lleguen esos antojos de chocolate.

Fuentes:

Referencias:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4696435/
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3249911/
  3. http://www.ars.usda.gov/SP2UserFiles/Place/80400525/Articles/AICR07_ORAC.pdf
  4. http://jama.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=207783
  5. http://jn.nutrition.org/content/130/8/2109S.short
  6. http://hyper.ahajournals.org/content/46/2/398.long
  7. http://hyper.ahajournals.org/content/46/2/398.long
  8. https://www.webmd.com/diet/news/20120424/pick-dark-chocolate-health-benefits#1

Publicado por: Luis L. Fernández. Ultima revisión: octubre 26, 2018.