Saltar al contenido
Remedios para la Diabetes

Aloe Vera (Sábila) para la Diabetes

El aloe vera o sábila, también conocido como “la planta maravillosa”, tiene mucho que ofrecernos en material de salud. Debido a sus propiedades curativas excepcionales, el aloe es ampliamente utilizado como tratamiento natural de múltiples enfermedades, tanto agudas como crónicas. Específicamente en casos de diabetes, se ha observado que puede ser uno de los mejores remedios para controlar el azúcar en sangre y disminuir la resistencia a la insulina. Para conocer más sobre este tema, entender por qué funciona y cómo debe utilizarse en personas diabéticas, sigue leyendo a continuación.

¿Por qué la sábila es ideal como remedio para la diabetes?

La sabia del aloe vera, planta originaria del Mediterráneo, contiene más de 75 compuestos bioactivos que actúan en sincronía para promover la buena salud y el bienestar general. Es rica en aminoácidos, vitaminas y minerales, antioxidantes, ácidos grasos antiinflamatorios, enzimas; incluso contiene sustancias de composición hormonal1.

La evidencia científica ha demostrado que la potente capacidad antiinflamatoria del aloe vera influye de forma directa en el metabolismo2. Se ha visto que es capaz de degradar varios marcadores pro-inflamatorios en el cuerpo, los cuales causan estragos en el funcionamiento del sistema inmune y contribuyen a la resistencia a la insulina. Al suprimirlos, los compuestos del aloe vera ayudan a aumentar la sensibilidad a la insulina, regular los niveles de azúcar en la sangre y mantener valores más estables de A1C (hemoglobina glucosilada).

Otro mecanismo de acción anti-diabetes viene de la mano de los fitoesteroles, compuestos que influyen en el metabolismo de la glucosa y los lípidos, ayudando a mejorar varios factores metabólicos3.

¿Cómo el aloe vera ayuda a mejorar el control de la glucosa en sangre?

El gel de sábila es rico en glucomanano, un tipo de fibra soluble capaz de reducir la glucosa en la sangre. Se ha observado que este componente puede funcionar como hipoglucémico natural y reducir los niveles de azúcar en sangre de manera rápida y efectiva. Un estudio en personas con diabetes tipo 2 encontró que, después de ingerir aloe vera, aquellos pacientes con niveles de glucosa en ayunas superiores a 200 mg / dl (11.1 mmol / l) lograban reducir dichos niveles hasta en más del 50%4. Y aún mejor, aquellos que tenían niveles por debajo de 200 mg / dL (11.1 mmol / l) experimentaron una reducción de más del 70% durante la suplementación con aloe vera.

Otro estudio en pacientes diabéticos recién diagnosticados y en pacientes pre-diabéticos descubrió que, después de 8 semanas recibiendo suplementos de aloe vera, se había producido una disminución de la glucemia en ayunas hasta alcanzar niveles normales. Además estas personas redujeron su peso corporal total, su porcentaje de grasa y sus niveles de insulina5. Los investigadores indicaron que tales efectos no fueron observados en el grupo placebo.

Un ensayo realizado con ratas diabéticas encontró que la suplementación con aloe vera durante 2 semanas fue más efectiva para reducir los niveles de glucosa en sangre que uno de los medicamentos convencionales en el tratamiento de la diabetes. La administración del aloe también aumentó los niveles de glutatión en la sangre (antioxidante más potente)6.

Otros beneficios del aloe vera para los diabéticos

La lista de beneficios saludables que un diabético puede obtener de la sábila es mucho más amplia, especialmente para prevenir o disminuir procesos en el organismo que conducen a las complicaciones típicas de esta condición.

  • Múltiples estudios han encontrado que el aloe vera es efectivo para reducir el colesterol malo LDL, el valor de colesterol total y los niveles de triglicéridos7.
  • Los compuestos fitoesteroles ayudan a controlar los ácidos grasos en el hígado, lo que produce niveles más bajos de lípidos en la sangre, e incluso reduce la grasa intra-abdominal. Mantener este tipo de grasa bajo control es muy importante para las personas con diabetes tipo 2, quienes tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.
  • La sábila no solo es un tratamiento viable para la diabetes tipo 2, sino que también puede beneficiar a las personas con pre-diabetes, síndrome metabólico y resistencia a la insulina. Esto se debe a que tiene el potencial de alterar la expresión de ciertas enzimas, modificar los receptores de insulina y frenar la oxidación en el cuerpo8.

¿Cómo usar el aloe vera si tienes diabetes?

Es importante que tengas en cuenta las siguientes sugerencias :

  • Consume únicamente el jugo de aloe 100% puro, preferiblemente elaborado por ti en casa. La mayoría de los jugos que venden en los supermercados contienen altas cantidades de azúcar y no son una opción saludable para las personas diabéticas. Lo ideal es extraer la pulpa directamente de la planta y consumirla de inmediato.
  • Comienza con una dosis pequeña (1 cucharada de jugo de aloe vera puro) y auméntala gradualmente hasta controlar los niveles de glucosa. Ten en cuenta que el aloe vera tiene efecto laxante, de ahí que tomar demasiado pueda provocar malestar abdominal o diarrea.
  • Chequea tus niveles de glucosa en sangre mientras tomas el aloe vera como remedio anti-diabético. Es importante prevenir los niveles de glucosa demasiado bajos (hipoglucemia).
  • Si estás tomando medicamentos para la diabetes, consulta con el médico antes de iniciar la suplementación con sábila. Se recomienda lo mismo en caso de estar usando los siguientes:
    • Sevoflurano (Ultane)
    • Laxantes estimulantes
    • Warfarina (Coumadin)
    • Medicamentos diuréticos
  • Complementa la suplementación de aloe vera con una dieta baja en carbohidratos y un estilo de vida activo.


Video: Cómo preparar aloe vera o sábila para su consumo

Fuentes:

Referencias:

  1. https://draxe.com/aloe-vera-benefits/
  2. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1110093112000117
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18940385
  4. http://online.liebertpub.com/doi/10.1089/acm.2015.0122/
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23735317
  6. http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1110093112000117
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26151005
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26151005

Publicado por: Luis L. Fernández. Ultima revisión: septiembre 5, 2018.