Saltar al contenido
Remedios para la Diabetes

Aceitunas y Diabetes

Las aceitunas son un ingrediente estrella para llevar ciertas recetas a otro nivel, por ejemplo una ensalada, una pizza o un arroz. Su sabor potente y versatilidad culinaria hacen que no pueda faltar en la despensa de muchos. Pero, ¿son aptas para la dieta de un diabético? Descubre a continuación si una persona con diabetes puede comer aceitunas de manera segura.

¿Las aceitunas son buenas para los diabéticos?

Las aceitunas son la fruta del olivo (Olea europaea), un árbol extraordinario originario de la región mediterránea. Con un sabor fuerte y ligeramente amargo, están consideradas como un alimento bajo en calorías, aunque su valor nutricional varía ligeramente según el tipo, el tamaño de la fruta y si está rellena o no con otros alimentos. En promedio, 1 aceituna contiene aproximadamente 5 calorías y la mayor parte de estas provienen de su maravilloso contenido de grasas mono-insaturadas. Tomando a las aceitunas verdes como ejemplo, el 80% de las calorías provienen de la grasa, el 17% de los carbohidratos y el 3% de las proteínas.

Tanto las aceitunas como el aceite de oliva contienen un ácido graso muy beneficioso para la salud, llamado ácido oleico. También son una excelente fuente de antioxidantes, como la vitamina E y la vitamina A, que protegen al organismo contra el daño oxidativo, siendo este un efecto típicamente asociado a los altos niveles de azúcar en sangre. Además aportan valores significativos de minerales esenciales, por ejemplo 1 taza de aceitunas contiene el 25% de la dosis diaria recomendada (DDR) de hierro, 17% de la DDR de zinc y 27% de la DDR de calcio.

Pero, ¿qué dice la ciencia sobre las aceitunas y la diabetes?

Beneficios de las aceitunas para la diabetes

Aunque no se han realizado muchas investigaciones científicas sobre las aceitunas específicamente, sí se han estudiado varios subproductos de esta fruta, como el aceite de oliva, el extracto de aceituna y el extracto de hoja de olivo, observándose beneficios prometedores para el control de la diabetes.

Entre los principales hallazgos se tiene que:

  • Tras una investigación con pacientes de edad avanzada, el consumo de extracto de aceituna se asoció con una reducción significativa en el peso y el índice de masa corporal1.
  • Se ha demostrado que tomar extracto de hojas de olivo (500 mg una vez al día en forma de tabletas) mejora la homeostasis de la glucosa y puede ser eficaz para bajar la glucosa en adultos con diabetes tipo 2. Además, estudios en ratas diabéticas han encontrado que este extracto puede reducir significativamente el colesterol, los triglicéridos y los niveles de glucosa sérica2.
  • Se ha descubierto que Glucolevel, una mezcla herbal de extracto de hoja de olivo y otras tres plantas, ayuda de forma segura y efectiva a reducir los niveles de glucosa en las personas con pre-diabetes y diabetes tipo 2 de reciente aparición3.
  • Otros hallazgos indican que el ácido oleico presente en el aceite de oliva estimula la absorción de la glucosa en las células y disminuye la presión sanguínea4.
  • La dieta mediterránea, rica en aceite de oliva, promueve el equilibrio de las bacterias intestinales, mejora la sensibilidad a la insulina y reduce los síntomas del síndrome metabólico: presión arterial alta, colesterol alto, aumento de peso y resistencia a la insulina5.
  • Se ha visto que gracias a sus más de 36 compuestos fenólicos, el aceite de oliva tiene grandes beneficios antiinflamatorios. Estos ayudan en el tratamiento de la diabetes tipo 2 al brindar protección contra la disfunción de las células beta, mejorar la resistencia a la insulina hepática, reducir el daño oxidativo, reducir los factores de riesgo cardiovascular y combatir la retinopatía diabética6.

Los investigadores opinan que debido a que el aceite de oliva y otros derivados se extraen directamente de las aceitunas, los beneficios de esta fruta para la diabetes son muy similares.

¿Cómo consumirlas de forma segura?

Algo muy importante a tener en cuenta, es que a pesar de los beneficios mencionados anteriormente, las aceitunas son bastante altas en sodio y grasas. Una aceituna verde contiene 52 mg de sodio, casi el 3% del valor diario recomendado. Es por esto que no se recomienda comerlas en exceso, especialmente si se tiene diabetes, sobrepeso o hipertensión arterial.

Consúmelas con moderación. 6 aceitunas previamente enjuagadas constituyen una porción segura para quienes padecen esta condición. Limita a 12 la cantidad total de aceitunas que comes en 1 día, por ejemplo 6 aceitunas en una comida y otras 6 en otro momento.

Video recomendado: Los poderes de las aceitunas

Fuentes:

Referencias:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27895390
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23455208
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18955212
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25391857
  5. https://www.oliveoiltimes.com/olive-oil-health-news/mediterranean-diet-with-olive-oil-shown-to-modulate-gut-bacteria-improve-insulin-sensitivity-and-metabolic-syndrome/50505
  6. https://www.oliveoiltimes.com/olive-oil-health-news/benefits-of-olive-oil-consumption-in-type-2-diabetes-treatment/50472

Publicado por: Luis L. Fernández. Ultima revisión: septiembre 5, 2018.